Compartir
Expulsados del Jardín del Edén, lejos del árbol de la vida

Expulsados del Jardín del Edén, lejos del árbol de la vida

Muy poco se prédica en las iglesias acerca del motivo por el cuál Adán y Eva fueron expulsados del Jardín del Edén. Sin embargo, la biblia es muy clara acerca de esto cuando declara en Génesis 3:22-23:

“22 Y Dios el Señor dijo: «Ahora el hombre es como uno de nosotros, pues conoce el bien y el mal. No vaya a ser que extienda la mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.»

23 Entonces el Señor lo sacó del huerto de Edén, para que cultivara la tierra, de la cual fue tomado.”

La razón por la que el hombre fue expulsado del Edén fue para que ya no pudiera tomar fruto del árbol de la vida.

 

¿Cuál era el problema de que el hombre y la mujer pudieran tomar del árbol de la vida que se encontraba en el Jardín del Edén?

Si el hombre y la mujer seguían tomando fruto del árbol de la vida, ellos tendrían vida eterna y debido al pecado ya cometido, ellos hubieran vivido en pecado por toda la eternidad.

Ellos habían pecado, pero Dios tenía un plan. Él mismo vendría en forma de hombre para morir por los pecados de la humanidad. De esa forma, la relación rota entre el hombre y Dios a causa del pecado sería reestablecida.

 

La relación entre Dios y el hombre se rompió a causa del pecado

En el Edén, la relación entre la humanidad y su creador era perfecta. Sin embargo está relación fue rota a causa del pecado. Está relación solo podría ser reestablecida si el hombre ya no tuviera pecado. A través del sacrificio de Jesús en la cruz, la relación entre Dios y el hombre vuelve a su forma original. Devolviendo al hombre el acceso al trono de Dios.

Romanos 5:12,19:

“12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.”

Al creer en el sacrificio de Jesús en la cruz, el hombre es justificado y sus pecados son perdonados:

Romanos 5:1: “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;”

1 Pedro 2:24 “quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.”

 

El restablecimiento del árbol de la vida

El hombre y la mujer tendrán nuevamente acceso al árbol de la vida. Con ello los seres humanos que han sido redimidos por el sacrificio de Jesús en la cruz, podrán vivir para siempre.

Apocalipsis 22:2 “En medio de la calle de la ciudad y a uno y otro lado del río estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.”

A diferencia de cuando se le privó al hombre de acceso al árbol de la vida en el Edén, cuando se reestablezca el acceso al árbol de la vida, el hombre ya no estará viviendo en condición de pecado. Pues gracias a la misericordia de Dios, al haber provisto perdón por medio del sacrificio de Jesús en la cruz, el hombre vivirá en una condición diferente.

 

Un mundo caído

A veces nos preguntamos ¿Por qué hay tanta maldad en el mundo actual? La respuesta es sencilla. Vivimos en un mundo caído, adonde reina el pecado. Dios quitó el acceso al árbol de la vida para que no viviéramos eternamente en un mundo caído. Dios tiene algo mejor para la humanidad. Solo es necesario creer en Jesús para que la relación rota con el creador sea reestablecida y luego venga la vida eterna.

Romanos 10: 9: “Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo,”

 

 

1.848 Visitas

1 Comentarioen este Artículo

  1. Es correcto, pero falta información. Esto es sólo el principio de una tesis bíblica. Está incompleto

    Responder

Deja un comentario