Compartir
La Virgen María del Catolicismo no es la misma de La Biblia

La Virgen María del Catolicismo no es la misma de La Biblia

La Virgen María ha sido sin duda la más grandiosa mujer que jamás ha existido. Tuvo que  ser alguien mucho más que especial, para haber sido escogida por Dios para el más maravilloso servicio que algún ser humano pudo alguna vez hacer.

María tuvo el privilegio jamás tenido por ninguna otra mujer. Ella llevó y cuidó en su vientre a Dios hecho carne. Por esta gran bendición, ella misma afirmó en Lc 1:48 “desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.” No cabe duda de lo dichosa que fue al ser escogida por Dios para tan especial labor.

Pero esa dicha también ha estado acompañada de dolor. El dolor en su más alto nivel llegó en el Calvario, cuando vio cómo su hijo era crucificado injustamente. Pero el dolor no acabo ahí, pues tristemente el Catolicismo Romano le ha dado a María un rol que ella jamás deseó tener. Pues el Catolicismo la ha elevado a un nivel algunas veces incluso por encima de Dios mismo.

No es de extrañar que hoy en día hayan muchas más iglesias católicas con el nombre de María que con el nombre de Jesús o el que haya un gran número de fiestas litúrgicas marianas dentro del Catolicismo Romano. Incluso para muchos católicos, su principal símbolo de fe es la Virgen María. Relegando a Jesús a un segundo plano.

El tradicional rosario católico está compuesto de un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria al Padre. Es evidente la preminencia de María sobre Dios Padre y Dios Hijo en el catolicismo.

María fue una grandiosa mujer y sierva de Dios, pero no es digna de adoración, ni de que se le ore o rece. Aunque los católicos lo nieguen, es común ver a personas arrodilladas delante de María dentro de las iglesias católicas, sobre todo en Iberoamérica. Los católicos afirman que solo la veneran, pero la realidad es diferente.

Cuando Juan había recibido la revelación narrada en el libro de Apocalipsis, Él dice “me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.” (Ap. 22:8), pero el ángel le respondió “Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.” (Ap. 22:9).

Es muy claro en las escrituras que solo a Dios se le puede adorar. Jesús es digno de adoración porqué Él es Dios. María no puede recibir adoración, porqué al igual que el ángel de apocalipsis, ella solo es una servidora de Dios. Quizás la más especial servidora de Dios, pero no más que eso.

La Biblia muestra a una Virgen María humilde y que jamás busco su gloria personal. En la Biblia María nunca fue adorada ni venerada. Sin embargo la María del catolicismo recibe adoración, escucha oraciones y sobre todo le quita el lugar a Dios Padre y Dios hijo. No hay duda que la María presentada en el catolicismo dista mucho de la que es presentada en la Biblia.

Si quien lee este artículo es un mariano devoto, le invito a leer la biblia para que compare la María del Nuevo Testamento con la que le ha sido presentada en el catolicismo. Si alguien lo hace con sinceridad, sin duda reconocerá fácilmente la diferencia. Antes de pensar que estoy equivocado, favor leer el Nuevo Testamento y hacer la comparación.

2.031 Visitas

1 Comentarioen este Artículo

  1. ANTONIO mc

    Catolicos Dios los ama pero no puede amar a la ICR por que tiene tradiciones que contradicen a su Palabra

    Responder

Deja un comentario