Compartir
La división del Reino de Israel

La división del Reino de Israel

La división del Reino de Israel

Durante el reinado de Roboam, hijo de Salomón, el Reino de Israel se dividió en dos (1 Re 12). Todo esto a causa de una mala decisión administrativa. Desde entonces las escrituras hablan del Reino de Israel y del Reino de Judá.

Diez tribus de Israel siguieron a Jeroboam y solamente dos tribus quedaron bajo el gobierno del rey Roboam, estas fueron las tribus de Judá y Benjamín. El Reino de Israel quedó conformado por las diez tribus al norte, por eso se le llama también El Reino del Norte. En cambio al Reino de Judá se le llama El Reino del Sur, debido a que las dos tribus que lo componen se encuentran en dicha área geográfica.

La historia de estos reinos se cuenta principalmente en los libros de reyes y crónicas. Ahí se observa que la gran mayoría de sus gobernantes fueron rebeldes a Dios. Una y otra vez sus reyes volvían la espalda a Dios, con muy pocas excepciones de reyes que buscaron a Dios al menos durante algún tiempo de su vida.

Debido a su continua rebeldía, la mano de Dios vino sobre ellos. Porque el Señor es “tardo para la ira y grande en misericordia” Nm 14:18

El Reino de Israel

Conformado por las diez tribus del norte de Israel. Sus 19 reyes caminaron fuera de los caminos del Señor. Todos fueron contrarios a Él. Se fueron en busca de otros dioses y le dieron la espalda al Dios de los cielos. A causa de su continua rebeldía, en el 721 A.C. el reino de Israel fue destruido por el imperio Asirio.

2 Reyes 18:9-11 “9 En el año cuarto del reinado de Ezequías, es decir, en el año séptimo del reinado de Oseas hijo de Elá, rey de Israel, Salmanasar, rey de Asiria, marchó contra Samaria y la sitió.10 Al cabo de tres años logró conquistarla. Era el año sexto del reinado de Ezequías, es decir, el año noveno del reinado de Oseas, rey de Israel. 11 El rey de Asiria deportó a los israelitas a Asiria, y los estableció en Jalaj, en Gozán (que está junto al río Jabor) y en las ciudades de los medos.”

La razón de esto, se encuentra claramente definida en las escrituras:

2 Reyes 18:12 “Esto sucedió porque no obedecieron al Señor su Dios, sino que violaron su pacto. No cumplieron ni pusieron en práctica lo que Moisés, siervo del Señor, les había ordenado.”

Entonces los habitantes del Reino de Israel fueron esparcidos en otras naciones vecinas. Ya que era la costumbre de los asirios, el separar de su tierra a los conquistados y diseminarlos en otras tierras. De esa forma enviaron a habitar al territorio del Reino de Israel a personas de otras naciones y a los que vivían ahí los enviaron a otras tierras. Era una forma de dividir y vencer.

Después de esto, el Reino de Israel desapareció por completo y desde entonces se les llama las diez tribus perdidas de Israel. Hoy en día hay varios mitos e historias acerca de adonde podrían estar los descendientes de esas diez tribus. Se habla de unos grupos en Etiopia. Los cuales se cree son descendientes de la tribu de Dan y de otros grupos en la India. Lo cierto es que fueron sacados del mapa debido a su continua desobediencia.

De las mezclas que se dieron en la tierra del Reino del Norte surgieron los samaritanos. Conocidos posteriormente por los relatos encontrados en los evangelios. Para la época de la destrucción del Reino de Israel, la capital de dicho reino era la ciudad de Samaria.

 

El Reino de Judá

La capital del Reino de Judá era Jerusalén. Luego de la caída del reino del sur, a Judá se le empieza a llamar Israel. Incluso del hecho que solo el Reino de Judá quedará en pie, surge el nombre usado hasta el día de hoy para los Israelitas, es decir el nombre de judíos.

El ver la caída de sus vecinos del norte sirvió por un tiempo de lección a la tribu de Judá. Llegó la reforma de Josías, luego de encontrar el libro de la ley, pero luego de un tiempo Judá se volvió al pecado.

En el Reino de Judá hubo algunos reyes llamados “buenos”. Los cual al menos durante alguna etapa de su vida se volvieron a Dios y dejaron los ídolos a un lado. En total hubo 20 diferentes gobernantes en el Reino de Juda. De ellos, 12 son considerados malos y 8 buenos.

Luego de una sucesión de 4 reyes que caminaron alejados de Dios, en el año 586 A.C. el Reino de Judá fue conquistado por los babilonios. Jerusalén y el glorioso templo de Salomón fueron destruidos.

Los babilonios se llevaban principalmente a las elites de las naciones conquistadas a su tierra. Entre ellos fueron llevados a Babilonia, Daniel, Sadrac, Mesac y Abed-Nego.

Años después Dios levanta hombres como Esdras, Nehemías y Zorobabel. Los cuales fueron usados por Dios para liderar a Judá en la reconstrucción del templo y de Jerusalén. Aunque Israel ya nunca volvió a tener la gloria que tuvo en épocas antiguas. Todo debido a su constante desobediencia.

Dado que Judá prevaleció, la profecía del Mesías que vendría de la tribu de Judá fue cumplida en Jesús.

1.747 Visitas

Deja un comentario