Compartir
¿Quien es Jesús para usted?

¿Quien es Jesús para usted?

La respuesta a está pregunta define el destino eterno de su alma.

Jesús no es religión

Para muchos, el nombre Jesús está solamente asociado a la religión. Sin embargo Jesús no vino a este mundo a establecer una religión. De hecho, las personas con las que frecuentemente discutia eran la gente religiosa de su epoca (fariseos, saduceos, maestros de la ley y escribas).

Jesús no es un gran maestro de moral

Jesús no vino a este mundo para que la gente lo reconociera como un gran maestro moralista, tal como muchos piensan de Él. Jesús vinó por mucho más que eso. Jesús afirmó ser Dios mismo y como tal, no da la opción de pensar en Él como un gran maestro de moral. Sí Él dijo que era Dios y no lo era, entonces Él no puede ser un moralista, pues era un mentiroso. Más sin embargo, Jesús no es un mentiroso, pues todas sus palabras son verdad.

Jesús no es un mito

Jesús fue un hombre real de carne y huesos que vivió en este mundo. Él no es un personaje creado por la mente de un ser humano. Jesús fue y es real. Hay suficiente evidencia literaria para tener la certeza de que Jesús vinó a este mundo. Incluso hay muchas más evidencia historica de Jesús que la que hay de otros hombres, de los cuales los escepticos no dudan en lo más mínimo de su existencia. Jesús es real aún hoy en día. La muestra más grande de ello, es la gran cantidad de vidas que han sido transformadas a través de una relación personal con Él.

Jesús en el plan perfecto de Dios

Está establecido que es necesaria la sangre para la remisión de los pecados (Heb 9:22). En el Antiguo Testamento los israelitas sacrificaban corderos para obtener perdon de sus pecados. Dios tomó forma de hombre y vinó a este mundo a morir por los pecados de la humanidad, de esa forma todos podemos recibir perdón a través de Él.

Dice la biblia en Ro. 3:23, que como todos hemos pecado, estamos destituidos de la gloria de Dios. Es decir que todos merecemos la condenación eterna. Sin embargo, a través de Jesús alcanzamos la reconciliación. Tenemos dos opciones: 1- No haber pecado nunca y 2- Creer en Jesús para que nuestros pecados sean borrados. Dado que no podemos cumplir con la primera, la única alternativa es creer en el sacrificio de Jesús en la cruz, para que de esa forma alcancemos perdon. «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.» (Juan 3:16)

En la pascua (Exodo 12), se instituyó que los israelitas debían sacrificar corderos como recordatorio del día en el cual sus primogenitos habían sido salvados al colocar la sangre del cordero en el marco de las puertas de sus casas. Ese cordero debía ser sacrificado entre las dos tardes. Cientos de años más tarde, Jesús fue sacrificado en esa misma fecha y a esa misma hora, pues aquel cordero era un simbolo de Jesús. Jesús murió por nuestros pecados para que a través de su sangre seamos salvados de nuestra muerte espiritual.

Jesús es el camino, la verdad y la vida

Jesús dijo «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.» (Jn 14:6). Sí Él es el único camino, entonces no hay más caminos. Las buenas obras no son un camino al Padre. La religión no es un camino al Padre. Incluso ninguna iglesia es el camino al Padre. El único camino se llama Jesús. Él es no solo el camino, sino también la verdad y la vida. Por ello es de suma importancia el saber quien es Él, pues de otra forma nuestro destino eterno es la condenación.

Jesús es Dios hecho hombre. Bajo a la tierra por misericordia y amor a nosotros. Crea en Él y encontrará perdon y misericordia. Él es el único salvador. Su destino eterno depende de ello.

741 Visitas

1 Comentarioen este Artículo

  1. genaro casillas

    Se dice que en su segunda venida todo mundo de los que creen en el le reconocerá y doblaran sus rodillas para adorarle lo cual significa el fin de toda religión y también es prueba de que es yahve y los judíos entonces comprenderán que este es el mesías que estaban esperando y se convertirán, Ya no quedara duda jesus es el mismo dios!

    Responder

Deja un comentario